Cristo del Atentado



Desde hace más de 20 años; las integrantes de la Asociación de las Damas de Amor y Honor de Nuestra Señora de Guadalupe, llegan con amor, fervor y devoción a cambiar las vestiduras del cojín que soporta la imagen del “Cristo del Atentado” que se encuentra en el interior de la Casa Sagrada de la Morenita del Tepeyac.

Doña Margarita Albarrán Ramírez, coordinadora de dicha Asociación menciona que “Es un honor venir a cambiar las vestiduras de su cojín, es una dicha hacerlo desde hace tantos años”

Dice la historia que el 14 de noviembre de 1921, un hombre desconocido se acercó al altar con un ramo de flores, en el cual había ocultado una bomba de dinamita que estalló alrededor de las 10:30 h. los desperfectos fueron en las gradas del altar que son de mármol, en los candeleros de latón y en la Sagrada Imagen de Nuestro Señor Crucificado que retorcida cayó al suelo protegiendo el cuadro de Nuestra Señora de Guadalupe pues el cristal que la recubre no sufrió ningún desperfecto.  

Desde entonces la imagen del llamado “Cristo del Atentado” es venerada por cientos de fieles católicos que visitan la Basílica de Santa María de Guadalupe; este grupo de las Damas de Amor y Honor cambian la vestidura cada Tiempo Litúrgico, actualmente es de color verde, el cual simboliza la esperanza.

Doña Gloria Hernández tiene el privilegio de ser una de las iniciadoras “Él nos ayuda nos protege porque siempre que le pedimos algo nos los concede y yo le tengo mucha y fe y vengo con mucho amor a cambiarle su ropita…Yo cuando vengo aquí estoy tranquila, me siento otra persona y siempre le pido con mucho amor por la paz del mundo”