Secretaría Capitular
 

La segunda sección es la Secretaría Capitular, trata sobre todos los asuntos de gobierno que llevaba el Cabildo de Guadalupe a partir del 22 de octubre de 1750, fecha en que dicho Cabildo tomó posesión, o también la que estaba dirigida al Cabildo, aunque versara sobre asuntos económicos. En esta sección, la persona encargada del cuidado de los expedientes y de archivarlos era el Secretario de Cabildo, quien además redactó una buena parte de ellos. Entre las varias series en que está subdividida quiero destacar algunas.

Obviamente tienen una importancia fundamental las actas de Cabildo, en ellas está contenida la historia del mismo; su organización; las comisiones que tenían sus miembros; la toma de posesión de los Abades, Canónigos y Racioneros; los eventos más importantes que hubo en Guadalupe; la construcción de nuevos templos; los intentos que se dieron en los primeros 40 años de la historia del Cabildo para que les aprobaran sus estatutos, cosa que no se logró; la relación de los Capitulares con el Arzobispo, el Cabildo de Catedral, la Nobilísima Ciudad, la Universidad y los distintos Tribunales; la organización de las fiestas de la Virgen; los problemas del Cabildo tanto al interno como al externo; las donaciones que se hicieron a la Virgen y la fundación de capellanías y obras pías; los problemas económicos del clero y la manera como se intentaban resolver; las reparaciones a la Iglesia Colegiata; las obras materiales y artísticas que se ejecutaron. Podemos decir que toda la sección de Secretaría Capitular está resumida en dichas actas. El único libro de actas capitulares que falta es el que comprende del 13 de junio de 1770 al 22 de junio de 1774. Dicho libro fue pedido por el Arzobispado poco tiempo después de su redacción y nunca fue devuelto, por tanto el contenido de sus actas lo podemos encontrar en los borradores de Cabildo de dichos años.

En esta sección tenemos también la serie Reales Cédulas, que nos señalan las distintas determinaciones de la Corona en torno a la Colegiata, así como las provisiones del Cabildo que siempre estaban reservadas al Rey en virtud del Patronato regio[14]. Los escritos del Cabildo o de algún Capitular al monarca español se encuentran en la serie titulada correspondencia con el Rey.

Las cartas y oficios del Virrey y el Arzobispo al Cabildo y viceversa, son muy valiosas para conocer las determinaciones más importantes relativas a dicho cuerpo colegiado, al culto Guadalupano, a la vida del clero que servía al Santuario y a su subsistencia, y nos permite adentrarnos incluso en los hechos de la Iglesia novohispana o de los acontecimientos políticos que más influyeron en la vida eclesiástica. Ellos se encuentran en las cuatro series tituladas correspondencia con Virreyes, correspondencia con Arzobispos, Oficios del Virrey y Oficios del Arzobispo.

El Cabildo de Guadalupe tenía un apoderado o agente en la Corte de Madrid, que se encargaba de la tramitación de los asuntos de dicha corporación y tenía la obligación de informar los resultados de éstos, así como los hechos más importantes que ocurrían en España y en Europa que podían tener alguna incidencia en la Nueva España. Los documentos de la serie titulada apoderado en Madrid son interesantes para estudiar cuáles eventos europeos afectaron más la vida del clero novohispano, así como los distintos trámites administrativos que llegaron a buen o mal término en la Corte española.

En 1755 el Cabildo de Guadalupe propone al Rey que para ayudar al sostenimiento económico del culto guadalupano y del Santuario, puesto que éste no percibía diezmos como las Catedrales, ordene que los testamentos de sus vasallos en los territorios dependientes del Virreinato de la Nueva España, por legado pío y manda forzosa, apliquen un gravamen determinado por el testador, de acuerdo con su devoción, a María Santísima de Guadalupe[15]. En respuesta a esta petición el Rey Fernando VI, en Real Cédula dada en el Buen Retiro el 7 de diciembre de 1756, resolvió favorablemente a lo que solicitaba el Cabildo[16]. Los asuntos relacionados al cobro de esta manda forzosa, que se realizó en Nueva España, Guatemala y Nicaragua, y la correspondencia de los Arzobispos y colectores en torno a ella se encuentran en la serie con el mismo nombre. Hacia 1807 el Cabildo deja de percibir rentas por este concepto[17]; en 1816 el Cabildo vuelve a pedir su reactivación[18], a lo que accede el Virrey Juan Ruiz de Apodaca al año siguiente[19], sin embargo a partir de esto ya no hay más documentación al respecto.

En esta sección Secretaría Capitular tenemos un buen número de edictos convocando a concursos a Canonjías y Raciones provenientes de todas las Catedrales de la Nueva España. Igualmente hay copias de los que la Colegiata envió a las Catedrales en torno a la provisión de sus Prebendas.

Las series Abades, Canónigos, Racioneros, Ministros, Músicos y Médicos refieren los asuntos que afectaban directamente al personal que trabajaba en el Santuario, y la serie Cabildo, la que afectaba a este cuerpo.

La serie Capuchinas cuenta con pocos documentos, pero son significativos pues manifiestan la instalación de esas religiosas y la atención que les brindó el Cabildo de Guadalupe a partir del 15 de octubre de 1787, fecha en que dichas religiosas se establecieron en su templo recién construido, cuya primera piedra se colocó el 14 de octubre de 1782.

La serie Villa de Guadalupe trata de la correspondencia entre las autoridades de dicha Villa y el Cabildo, importantes de mencionar son las cartas y oficios del periodo inmediatamente anterior a la consumación de la independencia, porque indican la postura del Cabildo ante la lucha armada que condujo a ella.

______________________________________________________
Notas

[14] La colación y canónica institución la confería el Arzobispo de México, y cuando éste no podía o estaba la sede vacante, lo hacía un Canónigo de la Catedral Metropolitana. La toma de posesión se hacía en un Cabildo en la Sala Capitular de Guadalupe.
[15] AHBG caja 337, exp. 54.
[16] AHBG caja 373, exp. 29.
[17] AHBG caja 343, exp. 24.
[18] AHBG caja 371, exp. 20.
[19] AHBG caja 371, exp. 24.